Paperblog : Los mejores artículos de los blogs

jueves, 10 de octubre de 2013

El pastel del dragón y otras cosas


Esto es un pastel de dragón chino, pero no es de este tipo el pastel del que trata esta entrada.

Dragones muy tragones

Hace unos días leí dos historias de dragones gracias a los Lanser daily boosts que recibo todos los días laborables. Son pequeñas lecturas en inglés que sirven para practicar un poco cada día. En esas historias, el pobre animal moría más o menos de la misma manera. Se trata de la historia de Bel y el Dragón, que aparece en el Libro de Daniel de la Biblia, y la del Dragón de Filey, en la zona de North Yorkshire, en la costa del noreste de Inglaterra.

La historia de Bel y el Dragón contiene a su vez dos 'subhistorias', aunque muy relacionadas, pues en ambas se critica la adoración a los ídolos (los falsos dioses).

Por un lado narra cómo Daniel, estando como consejero de Ciro I el persa, rey de Babilonia, desenmascara a Bel, deidad de los babilonios que supuestamente todos los días devoraba las ingentes cantidades de comida que los sufridos babilonios dejaban al pie de su estatua, demostrando que quienes consumían esos alimentos eran realmente los sacerdotes de Bel y sus familias.

Por otro lado, cuenta que poco después intentaron convencer a Daniel de que el Dragón al que también adoraban sí era un Dios 'real' pues existe, come, bebe. En este caso, para acabar con esa idea, Daniel mata al famoso Dragón dándole para comer una mezcla de pez, grasa y pelos (¡ese menú mataría fácilmente a cualquiera!). Después de 'cargarse' al Dios Dragón, a Daniel intentan matarle echándole al foso de los leones, pero se salva milagrosamente por intercesión de su Dios.
Daniel mata al Dragón, de Jacob de Wet, S XVII
Muy parecida a la historia de Daniel y el Dragón es la leyenda británica del Dragón de Filey, que cuenta cómo los habitantes de esa localidad costera del Norte de Inglaterra se libraron de un Dragón que les tenía aterrorizados. Al parecer, un hombre llamado Ralph Parkin acabó con el bicho dándole de comer unas tortas pegajosas hechas a base de grasa, melaza y harina de avena.

Lo que no acaba de saberse es cómo murió el dragón, hay dos versiones: una dice que las tortas pegajosas le dejaron selladas las mandíbulas al dragón, lo cual permitió a la gente del pueblo matarle sin el peligro de ser devorados, y otra dice que el dragón comió tantas tortas que cayó al mar y se ahogó.

El pastel de Parkin

Y es aquí cuando aparece el pastel del dragón que quería comentar. El Parkin o Parkin cake (la torta o el pastel de Parkin), es el dulce más popular de Yorkshire, principalmente de Leeds, y otras zonas del Norte de Inglaterra. Para prepararlo he encontrado esta receta en una web de recetas británica:

Harían falta los siguientes ingredientes (las cantidades son extrañas porque originalmente están en onzas):

- 220 g. de mantequilla blanda
- 110 g. de azúcar moreno
- 55 g. de miel de caña (en Frigiliana, Málaga, hacen una miel de caña estupenda)
- 200 g. de golden syrup (quizá podría usarse un almíbar concentrado casero, o más miel de caña)
- 120 g. de harina de avena
- 200 g. de harina de repostería
- 1 cucharadita de levadura
- 4 cucharaditas de jengibre molido
- 2 cucharaditas de nuez moscada molida
- 1 cucharadita de mixed spice (mezcla de jengibre, nuez moscada, canela, cominos, clavos y otras especias que usan por allí en algunos dulces)
- 2 huevos batidos
- 2 cucharadas de leche

Para hacerlo, se pone a calentar el horno a 140ºC. Se engrasa un molde de 20 X 20 cm. En una cazuela se derrite la mantequilla y se añaden el azúcar, la miel de caña (y el golden syrup, si lo tenemos), pero sin hervir. Se ponen y mezclan el resto de los ingredientes excepto el huevo y la leche en un bol, y se va añadiendo poco a poco el líquido de la mantequilla con los azúcares. Por último, se añaden la leche y los huevos batidos. Se vierte en el molde y se hornea durante hora y media.

Según parece, lo normal es dejarlo enfriar y guardarlo un mínimo de 3 días en un recipiente bien cerrado. Hay quien lo deja una semana o más. Se supone que durante ese tiempo el pastel toma la consistencia húmeda y pegajosa que según los 'expertos' debe tener.


Tiene buen aspecto pero me da la sensación de que debe ser muy, muy dulce... ¡y muy pegajoso!

La noche de Guy Fawkes

El Parkin se toma principalmente en la Bonfire Night, la Noche de las hogueras, una fiesta pirotécnica que se celebra en el Reino Unido y otros países de la Commomwealth el 5 de noviembre.
Imagen de la Bonfire Night con el London Eye
Al parecer, el origen de esa fiesta también es curioso: se celebra el fracaso de un atentado en el que algunos católicos intentaron volar el Palacio de Westmister, sede del Parlamento, la noche del 5 de noviembre de 1605. El principal conspirador era Guy Fawkes, y por eso también se llama Guy Fawkes Night, y se queman los Guys, muñecos de trapo que representan al fracasado líder católico.

Guy Fawkes es el personaje que inspiró al 'V' del comic y posterior película 'V de Vendetta'. La máscara de ese personaje también está basada en Fawkes, y es la que ha popularizado el movimiento Anonymus al adoptarla, seguramente por sus reminiscencias 'conspiratorias'.
Guy Fawkes, 'V deVendetta', Anonymus...
Una última curiosidad: Guy Fawkes era natural de Yorkshire, como el Parkin, y como el Dragón de Filey... ¡y eso cierra el círculo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario